OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Un macabro hallazgo se dio a conocer hoy, luego de la detención de una mujer japonesa que ocultaba el cuerpo de su madre muerta en un congelador desde hacia diez años.


La detenida, identificada como Yumi Yoshino, de 48 años, declaró que temía ser expulsada del departamento en el que vivía si se descubría que su madre -que era la titular del contrato de alquiler- había fallecido.

El cuerpo fue hallado por un personal de limpieza, luego de que la inquilina dejara la propiedad a mediados de enero por retrasos en el pago del alquiler a mediados de enero.


La mujer dijo que escondió el cuerpo hace diez años porque "no quería mudarse" del apartamento en el que vivía con su madre, consignó la agencia de noticias AFP citando fuentes policiales.


Según informó Kyodo News, la mujer encontrada tenía unos 60 años cuando murió, y efectivamente el inmueble estaba registrado a su nombre. Aun asi, la autopsia que se le realizó al cadáver no pudo determinar el momento ni la causa de la muerte.


Una situación de similares características aparece en la bellísima película cuyo título en español es "Un asunto de familia", del director Hirokazu Koreeda, donde una familia que vive de la jubilación de una anciana no da a conocer el hecho y oculta el cuerpo de la mujer para no perder el ingreso que les permite vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad