Publicidad

Post Top Ad


Rafael Moreno hacía delicadas denuncias sobre presuntos hechos de corrupción en los municipios del San Jorge


Pese a las constantes amenazas que había recibido el periodista Rafael Moreno Garavito, asesinado en la noche del domingo en el municipio de Montelíbano, sur de Córdoba, la Unidad Nacional de Protección le había retirado el esquema de seguridad, aduciendo que volvería a estudiar su nivel de riesgo.


Moreno, quien dirigía el periódico digital Voces de Córdoba, se había caracterizado por denunciar presuntos hechos de corrupción en la zona del San Jorge, concretamente en los municipios de Puerto Libertador, Montelíbano, San José de Uré y Ayapel.


Desde el año 2019 había recibido amenazas en contra de su vida y aún así seguían denunciando, con un lenguaje crudo, cada uno de los contratos que tenían presuntas irregularidades, tal y como se evidencia en las grabaciones de sus últimos programas.



Durante un tiempo le asignó un vehículo blindado y tenía escoltas, pero luego estos fueron retirados y desde hacía tres meses estaban esperando los resultados del estudio del nivel de riesgo. Sin embargo, en la noche del domingo, dos sicarios, a bordo de una motocicleta, llegaron hasta un negocio de comidas rápidas, de su propiedad, y le dispararon en repetidas oportunidades.


El hecho ocurrió en el barrio 27 de Agosto del municipio de Montelíbano, sur de Córdoba, donde hay fuerte presencia de grupos al margen de la ley. Debido a la gravedad de los impactos, el periodista murió al interior del negocio.


El caso fue rechazado por las autoridades civiles, organizaciones defensoras de Derechos Humanos, Defensoría del Pueblo y gremios periodísticos, quienes solicitaron a las autoridades la investigación rigurosa del hecho.


El gobernador de Córdoba, Orlando Benítez Mora, manifestó su repudio por este hecho y solicitó a las autoridades que esclarezcan lo más pronto posible lo ocurrido.


“Solicitamos a las autoridades una investigación exhaustiva que permita esclarecer el hecho e identificar a los autores de este crimen. Nuestra solidaridad y acompañamiento a su familia. Paz en su tumba”, dijo el mandatario departamental a través de su cuenta en Twitter.​​​​​​​


De igual forma la Fundación Cordoberxia, organización de Derechos Humanos, denunció que en Córdoba han sido asesinadas 300 personas en lo que va corrido de 2022 y por ello pidieron un cese de la ola criminal.


“Rafael, reconocido en sus quehaceres sociales, también era dirigente comunal de un barrio del municipio de Puerto Libertador. Conocemos que adelantaba varias investigaciones con denuncias penales y disciplinarias. Exigimos la verdad, la plena verdad, la justicia, la reparación integral y las garantías de no repetición”, manifestó la Fundación Cordoberxia.


Señalaron además que este es el tercer líder social asesinado en lo que va corrido del año en Córdoba y explicaron que Moreno tenía una orden para que la Unidad Nacional de Protección (UNP), le asignara un esquema se de seguridad.


A su turno, la Defensoría del Pueblo indicó que está haciendo un seguimiento al caso para brindar el acompañamiento necesario. "Instamos a las autoridades a investigar con celeridad", precisan en sus redes sociales.


De la misma forma, se pronunció el Círculo de Periodistas de Córdoba, CPC; indicando que como organización gremial lamentan y repudian el asesinato del periodista Rafael Moreno. "Solicitamos a las autoridades adelantar las investigaciones para esclarecer este hecho criminal. Exigimos garantías para el ejercicio del periodismo".


Finalmente, el comandante de la Policía en Córdoba, coronel Jhon Fredy Suárez, sostuvo que se están adelantando las investigaciones correspondientes con el fin de esclarecer el hecho. “Activamos nuestras capacidades de investigación criminal e inteligencia. Estamos en proceso”, dijo el oficial

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad