OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


El caso generó repudio
entre los vecinos y las redes sociales, mientras que los menores un año y siete meses fue trasladado con varias heridas a un centro hospitalario.


Un incidente del cual no se tiene explicación ocurrió en el asentamiento indígena, ubicado en el municipio Tierralta


En ese lugar una madre de 15 años atacó a su hijo y un sobrino con un arma blanca en un momento de desquicio, producto presuntamente de la ingesta de licor,.


Producto de la aberrante agresión, el niño de un año, que es el hijo de la agresora, tiene una herida de varios centímetros de profundidad en la parte lateral izquierda del abdomen que dejó casi expuesto el riñón, mientras que el de siete meses tiene casi cercenado el brazo izquierdo.

Aunque las autoridades no han logrado establecer con claridad los hechos, preliminarmente se supo  una de las dos mujeres que intervinieron en la agresión de la adolescente  sufrieron arañazos en el cuello producto del forcejeo que sostuvo con la agresora con el fin de desarmarla ante de que acabara con la vida de las pequeñas víctimas. Sobre la situación legal de la atacante se desconoce si su etnia la entregará a las autoridades competentes o seguirá en poder de ellos.


Se conoció que los niños fueron llevados de urgencia al Hospital San José de Tierralta donde los estabilizaron y posteriormente los enviaron al Hospital San Jerónimo de Montería donde les practican complejas cirugías debido a la gravedad de las heridas, estupefactos quedaron los médicos de este centro asistencial quedaron sorprendidos ante las heridas de los pequeños. 


Una tía y una de las abuelas de los niños se vinieron con ellos para Montería. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad