OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


En un juego dramático e intenso,
en el que hubo conato de bronca durante y al final del mismo entre peloteros de ambos equipos, Tigres de Cartagena le puso fin a la racha victoriosa de Vaqueros al derrotarlo 8-7, este sábado en el estadio Édgar Rentería.


Ambos equipos protestaron varias decisiones del umpire de home Rodolfo Velásquez y en una ocasión las casetas y los bullpens se vaciaron por alegatos entre jugadores de un equipo y otro. El mánager de Vaqueros, Ozney Guillén, fue expulsado por reclamar.


El juego tuvo emociones de principio a fin. Comenzó ganando Vaqueros con dos carreras en el primer inning anotadas por Rubi Silva, tras sencillo de José Brizuela, quien también fue remolcado por un doblete de Meibrys Viloria.


La reacción de Tigres fue inmediata, en esa misma entrada, en la cual anotaron cuatro carreras, todas al abridor de Vaqueros, Carlos Ocampo, quien apenas trabajó un tercio, permitió dos imparables y concedió tres bases por bolas. Guillén trajo a Ely Morón a apagar el incendio en un inning fatal, donde pisaron el plato, por Tigres, Jhonatan Lozada, Manuel Joseph, Ronaldo Hernández y Carlos Martínez.


Vaqueros descontó una rayita en el tercero en las piernas de Andrés Angulo, quien se embasó por pelotazo y fue remolcado por una línea al jardín derecho de Ronaldo Hernández, y empató 4-4 la pizarra en el cuarto con Brizuela, e impulsado por un triple del dominicano Elier Hernández.


El equipo de Montería pasó al frente en el sexto gracias a un cuadrangular por el jardín derecho de Rubi Silva a Sugar Ray Marimón, que encontró corriendo en las bases a Dairon Blanco y a Alberto Callaspo, y puso el marcador 7-4.


Pero Tigres no se dio por vencido, y en el séptimo aprovechó el descontrol del relevista Ángel Vílchez, quien no colgó un solo out y apenas se enfrentó a tres bateadores: Leandro Emiliany, a quien le dio base por bolas, y a Carlos Martínez y Brallan Pérez, quienes le conectaron sencillos.


Guillén trajo como nuevo lanzador a Carlos Mario Díaz, a quien José Contreras le pegó sencillo para que anotara Emiliany; Efraín Contreras le dio otro incogible para traer al plato a Martínez y luego Pérez anotó por un wild pitch para empatar el juego 7-7. Pero faltaba una más, que la produjo el emergente Carlos Arroyo con un fly de sacrificio que le permitió anotar a José Contreras.


Vaqueros acarició el empate en el noveno cuando tuvo bases llenas con dos outs ante el cerrador José Valdespina, a quien Vladimir Frías le conectó un batazo profundo que Efraín Contreras capturó recostado sobre la barda para acabar con las angustias de su equipo.


En medio de la celebración por el triunfo y por haberle quitado el invicto a Vaqueros, los peloteros de ambos equipos nuevamente estuvieron a punto de armar una recherta. Luego, los ánimos se calmaron y la cosa no pasó a mayores.

El pitcher ganador fue Yhonatan Barrios quien lanzó una entrada, permitió un hit y ponchó a tres. El perdedor fue Carlos Mario Díaz, quien lanzó dos episodios y el salvado fue para José Valdespina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad