OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Este martes se conocieron unos chats de WhatsApp y un audio en redes sociales que dejaron al descubierto un supuesto plan para escoger rector en la Universidad de Córdoba, tras la reciente renuncia de Jairo Torres Oviedo al cargo.


En los chats, el profesor Rafael Cogollo Pitalúa, quien demandó a través de apoderado judicial la elección del saliente rector ante el Consejo de Estado, en un registro de voz le manifestaba al decano Giovanni Argel, que su nombre generaba consenso entre la clase política de Córdoba para que aspire a estar al frente de la Universidad.


“Giovanni, uno por cobardía y temor no puede renunciar a sus sueños; esta es la oportunidad que tú tienes no solo para ser rector encargado sino para alcanzar tus sueños de ser rector titular de la Universidad de Córdoba. En este momento tienes el respaldo del gobernador, de la ministra, de Erasmo Zuleta, de Ruby Chagüi y del presidente Uribe, todos están reunidos en El Ubérrimo y solo están esperando tu sí. No puedes perder la oportunidad de alcanzar tus sueños, siempre has querido ser rector de la Universidad y es ahora”, sostiene el profesor Rafael Pitalúa en la conversación con el decano Giovanni Argel vía WhatsApp.


Ante el polémico mensaje, este medio consultó con el profesor Cogollo quien expresó que “se trataba simplemente de una conversación privada en la que yo trataba de decirle a él que contaba con el consenso de algunos sectores políticos y pude haber mencionado a otras personas, no porque la hayamos contactado o la hayamos ubicado sino porque yo sabía que su nombre era bien visto en eso, eso era todo”.


“Yo simplemente estaba tratando de convencer a una persona que consideraba que era mi amigo y que consideraba que podía hacer un buen trabajo y estaba tratando de decirle que él generaba consenso entre todas esas personalidades y no porque hubiera hablado con una de esas personalidades sino porque estaba tratando de tener su sí. No era porque lo iban a nombrar porque el Consejo Superior tendría que votar, era para que él se atreviera a postular su nombre porque lo sentía temeroso”, anotó el profesor.


La institucionalidad de la Universidad está a salvo: Jairo Torres tras su renuncia

También precisó que “no era que había ninguna reunión, no era que había ninguna conversación, eso simplemente era para darle algo de fuerza para que él sintiera que su nombre generaba consenso y de hecho yo creo que su nombre genera consenso en algunos sectores políticos y la realidad es lo que estoy diciendo. No se puede ser rector de una universidad pública sin generar consenso entre los sectores políticos y tienes que tener respaldo”.


Por su parte, Giovanni Argel, dijo que desconocía la forma de cómo se habría filtrado la conversación y que por ahora no estaría interesado en aspirar al cargo como rector.


“Acerca de esos chats y audios no tengo el más mínimo conocimiento de dónde salieron y quién los envió a la prensa hablada y escrita, soy un profesor, académico por convicción que no estoy interesado por ahora en esa posición rectoral y menos en publicitar opiniones referentes a ello. Si Dios lo permite y las condiciones jurídicas e institucionales, a futuro se otorgan, podría participar, pero hay que analizar ese escenario con el común del profesorado el estudiantado, incluso los egresados. Este momento no es el propicio”, sostuvo Argel.


Entre tanto, los congresistas Ruby Chagüi y Erasmo Zuleta, también sentaron su posición al respecto.


“Rechazo y desautorizo a cualquier persona que utilice mi nombre y el del expresidente Álvaro Uribe para supuestas postulaciones al cargo de rector (e) de la Universidad de Córdoba. Siempre hemos sido respetuosos de la autonomía universitaria y defensores de la institucionalidad”, manifestó la senadora Chagüi.


 Mientras, el representante a la Cámara Erasmo Zuleta indicó que “al momento que tenga los audios y sepa quién habló en nombre mío y todo este tipo de cosas pues procederé a interponer las denuncias respectivas porque nunca he hablado al respecto de la Universidad, nunca he tenido injerencia en la Universidad y tampoco me interesa tenerla porque siempre he creído que las universidades deben ser libres y autónomas”.


Finalmente, el gobernador de Córdoba, Orlando Benítez estableció que “el nombre de uno como gobernador lo podrán mencionar mil personas al día en el departamento y fuera de él, no por eso significa que lo que aduzcan o manifiesten es real. Darle credibilidad a una afirmación podría uno estar distorsionando el mensaje como tal o dándole trascendencia a algo que no existe probablemente, distinto que fuera de boca mía”.


Cabe recordar que la Universidad de Córdoba actualmente se encuentra con una rectora encargada que deberá convocar a nuevas elecciones. El exrector Torres en una reciente intervención dejó abierta la posibilidad de volver a aspirar.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad