OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


¡No aprendemos!
Cartagena amaneció con una menor muerta por ingerir pólvora. Las autoridades siguen advirtiendo a los ciudadanos sobre el uso inadecuado del explosivo y, desafortunadamente, esperan que este caso haga reflexionar a más de un padre que no tiene problema con dejar que los menores de edad manipulen estos artefactos.


La menor cartagenera recibió el mes de diciembre ingiriendo una ‘traqui traqui’, o ‘tote’ un producto de pólvora conocido así en la costa colombiana y que se comercializa en pequeñas formas circulares que parecen pastillas. El fósforo blanco que consumió la menor afectó prontamente sus órganos y el martes 2 de diciembre fue trasladada, en un avión ambulancia, a la UCI de la clínica Valle de Lili, de la ciudad de Cali.


“La niña ingresó consiente, pero con daño hepático, se le hace el tratamiento para estos casos, y se solicita la remisión inmediata a un centro de trasplante hepático”, explicó a Blu Radio el pediatra Germán Pérez que atendió a la menor en Cartagena, según el médico la menor requería un trasplante de hígado de manera urgente debido a las complicaciones hepáticas.


El miércoles le comunicaron a la madre desde Cali que su pequeña hija no respondía a ningún tratamiento y que los órganos afectados ya son el cerebro, el corazón y el riñón, razón por la que es imposible realizar el trasplante que tenían planeado; al final de la semana los médicos no pudieron hacer nada más por salvar la vida de la menor.


“Desde NUEVA EPS se brindó toda la compañía necesaria y se generaron las autorizaciones de manera prioritaria, para el traslado a una institución que pudiera garantizar el procedimiento especializado que requería nuestra afiliada. En ese orden de ideas se pudo confirmar aceptación en la Clínica Valle de Lili para su manejo especializado y el traslado aéreo respectivo”, expresó, Angela María Espitia Romero, Gerente de Nueva EPS en Bolívar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad