OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Una gravísima situación se vive en el corregimiento de Bahía Rada, municipio de Moñitos en el departamento de Córdoba, donde el aumento del mar ha arrasado con más de 20 viviendas y el cementerio local, generando cuantiosas pérdidas para los habitantes que se quedaron sin hogar e incertidumbre para otros pobladores de la zona, que temen que la erosión costera siga avanzando, dando espacio a las aguas y poniendo en peligro sus propiedades.


En Moñitos, ubicado a cerca de 120 kilómetros de la ciudad de Montería, el mar, su principal atractivo turístico, amenaza por convertirse ahora en su verdugo, pues allí con nostalgia, habitantes recuerdan lo que otrora eran plazas y calles, y que ahora son territorios que "se comió la corriente marina"; la misma que tiene en jaque a nueve viviendas más de la zona y al único colegio de la localidad.



Desde la sociedad civil, pobladores como Luis Correa, reclaman acciones por parte de las autoridades por las terribles consecuencias que ya dejó la erosión. Advierte que éstas podrían seguir ahondándose de no contar con las medidas necesarias para frenarla.



Mientras que los damnificados han intentado tomar un nuevo comienzo al mudarse a hogares de sus amigos o familiares, también elevan un clamor para que las autoridades departamentales y nacionales se apropien de la situación. Dicen que si bien desde los funcionarios de Gestión del riesgo, Ministerio de Vivienda y demás entes, se habla de proyectos, incluso con cooperación internacional, para mitigar la continuidad de la erosión costera, no se han conocido acciones concretas más allá de los estudios en el papel.



Sin embargo, el llamado de las comunidades es por acciones que no solo se limiten a estudios, sino a la ejecución de obras que puedan brindar tranquilidad a la población teniendo en cuenta que la problemática no es nueva. 



"Esas familias han sido afectadas en el tiempo y en territorio se están haciendo estudios para mitigar tal efecto", manifestó el alcalde de Moñitos, Javier Olea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad