OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


En las últimas horas, la Fiscalía en conjunto con la Dijín, logró la captura de un funcionario de la Procuraduría General de la Nación que se desempeñaba hasta el pasado viernes, 15 de enero, como sustanciador en el despacho del entonces procurador general, por incurrir presuntamente en el delito de concusión.


La investigación adelantada por la Dirección Especializada contra la Corrupción desde el primer semestre de 2020, a través de pruebas técnicas, interceptación de comunicaciones y otras labores de policía judicial, permitió recopilar elementos probatorios y evidencia física que evidenciarían la probable actuación irregular del servidor en los hechos ocurridos en diciembre de 2019.


Para ese entonces, el sustanciador Jesús Alejandro Garzón, en ejercicio de su función y a través de dos personas, al parecer exigió 300 millones de pesos a un senador de la República, con el fin de resolver a su favor un proceso disciplinario por el que, en primera instancia, fue sancionado cuando ejerció en otro cargo público en el año 2012.


EL TIEMPO pudo establecer que el senador a quien se le pedía esta suma de dinero es Richard Aguilar, del partido Cambio Radical.


Garzón, el capturado, fue procurador en Santander, departamento del cual proviene el senador Aguilar y donde fue gobernador. Además, Garzón fue personero auxiliar de Bogotá.


Igualmente estuvo en el grupo anticorrupción ubicado en Bogotá durante la administración de Alejandro Ordoñez


Se presume que por lo menos desde junio de 2019 el funcionario estaría desarrollando la actividad delictiva.


La captura, informó la Fiscalía, hace parte de las indagaciones que adelanta el ente acusador contra algunos servidores de la Procuraduría, que al parecer actuaban de manera ilícita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad