OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad



La superación personal no debe entenderse como una idea utópica. Hoy presentamos un ejemplo de personas que han ido más allá de sus propios límites, consiguiendo lo que se proponían.


El estudiante que obtuvo el mayor puntaje de las pruebas Icfes en el municipio de Distracción, en La Guajira, fue Édgar Alexander Orozco Páez, un joven con síndrome de Down, quien desea estudiar educación física o sistemas.


Edgar Alexander es egresado de la Institución Educativa Rural Gladys Bonilla Gil, ubicada en el corregimiento de Chorreras y obtuvo un puntaje de 326, superando así el límite de 200 puntos establecidos para quienes tienen alguna discapacidad.


Es hijo de Édgar Orozco Suárez, ya fallecido y de Judith Páez, una mujer luchadora y perseverante, que no se dejó abatir cuando nació su hijo. “Desde pequeño le decía que él podía lograr todo lo que quisiera, que podía cumplir sus sueños”


Esta Instrumentadora quirúrgica de profesión, dedicada en la actualidad a sus hijos y a la agricultura, explica que Édgar es el segundo de dos hermanos y además de seguir una carrera universitaria, su mayor sueño es conocer a uno de los jugadores del Junior, equipo del fútbol profesional colombiano.


Agrega que ha ido al estadio Metropolitano en varias oportunidades, pero nunca ha podido saludar a alguno de los integrantes del onceno #barranquillero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad