OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad



Tras un consejo extraordinario de seguridad, se anunció una recompensa de hasta 50 millones de pesos por información que permita capturar a los responsables, un aumento del pie de fuerza, controles a la mineral ilegal y a los expendidos de estupefacientes.


El director de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, Carlos Ernesto Rodríguez Cortés, aseguró que en el municipio del Bajo Cauca continuará la presencia de la Policía y del Ejército para esclarecer esta masacre.


"Continuamos con las operaciones con el fin de contrarrestar a estos delincuentes que generaron este lamentable hecho, donde murieron tres jóvenes. Ya se tiene proyectada una recompensa de 50 millones de pesos de la Gobernación de Antioquia y de la Policía Nacional", indicó.



El alcalde de Tarazá, Ferney Álvarez Ortiz, aseguró que el ataque armado ocurrió en un lugar donde había un expendio de estupefacientes.  



"Según el reporte que nos entregaron, ese sitio era utilizado para la venta de sustancias alucinógenas. Prácticamente rotaban. Se hacían un día en un sitio y, al día siguiente, en otro. Por eso, no podía ser intervenido", señaló. 



El subsecretario de Seguridad Ciudadana de Antioquia, Jorge Ignacio Castaño, anunció un apoyo a las víctimas de esta confrontación.



"El fortalecimiento de los mecanismos de atención a las personas afectadas por la confrontación entre grupos armados organizados. Para que las víctimas puedan tener las condiciones de retorno", puntualizó.



Como Jhon Deivi Cuello Jaramillo, de 18 años; Duván Tapias, con una edad por determinar; y un menor de 17 años, fueron identificados los jóvenes asesinados. Las víctimas eran oriundas de esta localidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad