OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Uno de los proyectos más importantes que se aprobó esta semana en el Congreso de la República es el que prohíbe cualquier tipo castigo físico contra los menores de edad. El denominado Proyecto ‘antichancleta’ pretende terminar con los golpes, cachetadas, chancletazos y cualquier tipo de castigo físico en contra de niños, niñas y adolescentes. 



En distintos medios de comunicación se ha discutido sobre el tema, puesto que su aprobación abrió el debate en la opinión pública entre quienes piensan que es una ley necesaria y quienes consideran que le quita autoridad a los padres de familia para corregir a sus hijos.



Este viernes, la senadora Paloma Valencia, ponente de la iniciativa, estuvo en una entrevista en vivo, a través del Diario del Huila, con el periodista Melquisedec Torres, explicando en qué consiste el proyecto y allí pasó un incómodo momento por cuenta de una pregunta que le hizo su hija, Amapola.



La senadora del Centro Democrático exponía sus argumentos sobre la necesidad de este proyecto para mejorar las técnicas de educación en Colombia, pues considera que hay mejores maneras para corregir a los niños. 



 "¿Será que lo niños que no les pegan son descontrolados y totalmente necios y no van a tener ningún límite? No, eso no es cierto", expresó la senadora en medio de su intervención en el medio huilense.



Al escuchar los argumentos de su madre sobre el castigo físico, Amapola le preguntó: "¿Entonces por qué tu me pegas?", lo que generó risas entre los entrevistadores. La senadora Valencia le contestó rápidamente que ella no le pegaba, intentando disimular el incómodo momento en vivo.





Vale la pena recordar que, el año pasado la pequeña también protagonizó un hecho bastante comentado en redes sociales. En medio de un foro en la Comisión Primera del Senado, mientras la senadora intervenía, la menor la interrumpió al decir que no se escuchaba. 


Primero hizo varios ruidos y empezó a moverse, tratando de tocar la cara de su madre. Amapola estaba jugando con su madre y se reía, después empezó a decir “mami, mejor verde”, la menor insistió y la senadora tuvo que decirle: “hija, no hables ahorita”. 


En medio de la intervención, mientras la senadora trataba de mantener a su hija cargada, la menor le pidió que desbloqueara el celular. La parlamentaria continuó hablando y expresando sus preguntas a los invitados mientras trataba de cumplir las peticiones de Amapola.


Sin embargo, unos minutos después la menor insistió diciendo “mami, no se oye”, la senadora se detuvo, la bajó de su regazo y le dijo: “No se va a oír porque estoy trabajando”, la menor empezó a gritar en una pataleta y dijo: “Te odio, te odio”.


El hecho causó sonrisas en la Comisión Primera, por parte de varios invitados que vieron con ternura la situación común entre padres e hijos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad