OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


La vacuna contra el COVID-19 la tenemos nosotros si asumimos con responsabilidad todas las medidas de protección y disposiciones de las autoridades, el COVID-19 no es un juego, es una realidad y todos hacemos parte de la solución.



Esto quedaría demostrado con el preocupante hecho que se registró hoy jueves 8 de abril, cuando se confirma el fallecimiento  de la enfermera jefe de Urgencias del Hospital Regional San Vicente de Paúl de Lorica, Nohora Serpa Kerguelen quien ya había recibido la primera dosis de la vacuna contra este terrible virus, pero aun así, se complicó y terminó falleciendo a causa de dicha enfermedad.



La jefe de urgencia del Hospital San Vicente de Paul de Lorica que había recibido la primera dosis contra el Covid-19, falleció esperando la segunda aplicación de la vacuna.



De acuerdo con la información entregada por el director del Hospital San Vicente de Paúl, Raul Herrera, la profesional de la salud había recibido la primera dosis de Sinovac el 3 de marzo e inició síntomas aproximadamente 15 días después  ingresando a hospitalización en la ESE de Lorica el día 20 de del mismo mes,  falleciendo este 8 de abril.



Las autoridades de salud aún no se pronuncian al respecto, pero este caso confirma que, aunque ya se halla recibido la vacuna contra la enfermedad, se deben mantener los protocolos de bioseguridad para evitar complicaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad