OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Este miércoles, el gerente del Hospital San Joaquín del municipio de Nariño, oriente del departamento de Antioquia, Felipe Cadavid, pidió disculpas por las desafortunadas declaraciones que realizó acerca del líder estudiantil Lucas Villa, quien falleció a raíz de los impactos de bala que recibió cuando se manifestaba pacíficamente en Pereira.



Felipe Cadavid, quien fue candidato al Concejo de Rionegro por el partido de gobierno, Centro Democrático, emitió un comunicado en el que ‘aclara’ las infortunadas palabras que han sido rechazadas por organizaciones, políticos y ciudadanos.



“Pido disculpas públicas a todas aquellas personas que se vieron afectadas por el comentario realizado el día de hoy, en especial a sus familias, sé que debido a la realidad del país pudo herir a muchas personas y entenderse completamente salido de lugar, pero también es de humanos herrar y más aún reconocer sus errores, como es el de no haber puesto el signo de interrogación para que el mensaje fuera claro y no se prestara para interpretaciones inequívocas”, indicó el gerente.



En ese sentido, Cadavid argumentó que fue descontextualizado el mensaje que fue realizado a través de su cuenta personal de Facebook en una publicación de un medio nacional sobre la muerte del joven y solo se presentó la imagen de su último comentario en la que “obvió” el signo de interrogación.



Por tal razón, indicó que con el signo de interrogación su mensaje, en el que calificaba a Lucas Villa de “gamín” y de “bien muerto”, adquiría un tono de pregunta reflexiva acerca de la importancia de la vida de cualquier ciudadano en medio de las protestas en las que han fallecido al menos 40 manifestantes.



“Dejaba claro que se trataba de una pregunta reflexiva de que cualquier vida es importante, no estaba afirmando, solo preguntando, ya que el mensaje que estaba controvirtiendo afirmaba que “los que debían morir eran los miembros de la policía y el Gobierno”, razón por la que plantee el interrogante”, aseguró Felipe Cadavid.



A su vez, indicó que debido a estas declaraciones ha recibido diferentes amenazas a través de diferentes medios, razón por la cual manifestó sentir temor por su vida y por su familia, señalando que quienes están cometiendo estas intimidaciones “están criticando lo que precisamente están haciendo”.



Asimismo, manifestó que frente a las críticas que se han hecho por sus palabras han sido utilizadas por algunos contradictores como “persecución política” y a manera de ataque sistemático en sus labores como funcionario público y como ciudadano.



“Reitero mi respeto por la vida de cualquier ser humano sin importar sus creencias ni filiación política y sigo sosteniendo que nada justifica atentar contra la vida, razón por la cual invito al respeto por la diferencia para no genera más polarización y violencia y me comprometo ante la opinión pública a ser tolerante con los comentarios que no comparto”, concluyó el gerente del hospital San Joaquín del municipio de Nariño.



Luego de que el país conociera la muerte del joven de 37 años Lucas Villa, quien fue asesinado con 8 disparos en medio de las manifestaciones que se llevaban a cabo en el viaducto de la ciudad de Pereira, departamento de Risaralda, un mensaje en redes sociales desató indignación al ser tildado de gamín y señalar que estaba “bien muerto”.



Lo polémico del mensaje es que su autor es Felipe Cadavid, quien trabaja como gerente del Hospital San Joaquín en el municipio de Nariño, en el departamento de Antioquia.



“Llevaba 17 años estudiando, era un gamín más que va a la universidad solo a dar lidia y crear células para acabar con todo. Bien muerto”, escribió el funcionario en una noticia publicada a través de Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad