OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


La Policía judicial construyó detalladamente los hechos que culminaron con la desaparición y posterior asesinato del patrullero, Carlos Andrés Rincón, ocurrido en la ciudad de Cali.




Con la recepción de testigos y la práctica de varias pruebas forenses, la Policía indaga quienes fueron los autores materiales de tan escabroso crimen que conmovió al país durante estas jornadas de protesta en el Valle del Cauca.




El uniformado estaba asignado a una estación de Policía cerca de Cali y el día de su desaparición, estaba de permiso. Según, cuenta su hermano Yoani Rincón.




"Ese preciso día de descanso salió en su motocicleta y justamente le tocaba pasar por el sitio conocido como CAI Paseo de Comercio. Mi hermano fue interceptado por unas 30 personas que estaban bloqueado la vía.” Señaló Yoani.



Lo requisaron y se dieron cuenta que era un policía porque tenía su carné de la institución en su chaqueta. Se lo llevaron violentamente y lo condujeron exactamente al CAI del paso del comercio, indicó.




La Policía reveló que a este CAI horas antes de la retención del agente, lo habían incinerado varios vándalos y lo tenían como un punto de encuentro o guarida para cometer toda clase de fechorías.




El familiar aseguró que Carlos Andrés fue ingresado y se presume que lo mantuvieron tres horas secuestrado.




"Los delincuentes lo amarraron y estando en el piso de la estación, empezaron a torturarlo cruelmente, no puedo imaginarme el sufrimiento de Carlos Andrés".




La Policía judicial en la reconstrucción de los hechos y con los dictámenes forenses, descubrió que el patrullero recibió unas 30 heridas con arma blanca en la parte del pecho, tres disparos con arma de fuego que fueron hallados en su cuerpo y un tiro de gracia que le cegó de inmediato la vida.




Además, existen algunas heridas que fueron, al parecer, provocadas por un ácido que afecto su piel.




Yoani Rincón, se enteró de la noticia en Medellín y viajo a Cali para buscar a su hermano.




"Fue muy angustiante cuatro días buscado a mi hermano por Cali por los sitios donde se perdió, pero lo encontramos finalmente en las aguas del río Cauca que pasa por el municipio de jumbo", indicó.




"Es algo inhumano lo que paso con mi hermano, es ilógico e impensable y de irrespeto por la vida. Un agente que le servía a la comunidad en la zona rural y que vivía por su pequeño hijo y esposa en Medellín." Añadió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad