OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


El padre Robert Estrella,
quien en su paso por San Bernardo del Viento y Momil , cultivó grandemente su misión evangelizadora en estas comunidades.


El sacerdote se convierte en la nueva víctima del virus que nos ataca sin piedad y sin distingo de sexo, edad, raza, credo, ideología, estrato socioeconómico o tendencia política y la única solución a la vista es cuidarnos de verdad.


Desde hace varios días, los familiares y amigos del presbítero, quien era párroco en la iglesia de San Antonio de Padua, pedían unirse a cadenas de oración por su recuperación, pero el desenlace fue otro.


Quienes conocieron al padre, lo destacan como una ser humano excepcional, una buena persona y siempre presto al servicio de los demás.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad