OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad

 


Una historia le está dando la vuelta al mundo, ya que la ciencia sorprende una vez más con su evolución y alcances. En esta oportunidad, permitió que una mujer recobrara la felicidad después de un trágico episodio en su vida.


Se trata de Sarah Shellenberger, de 40 años de edad, quien enviudó en febrero de 2020 luego de que su esposo Scott falleciera tras sufrir un ataque cardiaco mientras dictaba una clase en Oklahoma. Ahora, más de un año después de la muerte, Sarah ha dado a luz a un bebé de Scott. 



Esta historia ha despertado curiosidad en todo el mundo, ya que un bebé no puede durar más de 9 meses en el vientre. ¿Este habría durado 15 meses en gestación? Es la pregunta inicial que se hicieron muchas personas al conocer de este nacimiento.


Sin embargo, la historia fue dada a conocer en su totalidad y se reveló que todo fue producto de ayuda científica, gracias a que el matrimonio había realizado un proceso antes del fatal infarto del profesor de ciencias.


La pareja había acudido semanas antes a una clínica de Barbados para un proceso de fertilización in vitro, ya que durante años habían intentado ser padres de forma natural, pero el embarazo no se había logrado.



Es por esto que, unos meses después de la muerte de Scott, Sarah tomó la decisión de seguir con el proceso de fertilidad ya que sabía que tener un hijo era uno de los sueños de su esposo.


Acudió a la clínica y comentó su historia, por lo que con ayuda de los expertos logró embarazarse con uno de los embriones.


La mujer dio a luz en mayo y compartió su historia a través de sus redes sociales donde despertó el apoyo de miles de personas que viralizaron las imágenes de Sarah y su bebé Hayes, quien  ya cumplió dos meses. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad