Publicidad

Post Top Ad


La Policía anunció la captura de seis personas quienes serían las responsables de la desaparición del niño Maximiliano Cano, cuyo paradero se desconoce desde el pasado 21 de septiembre. 


La hipótesis que manejan las autoridades es escalofriante. Una secta satánica conocida como los carneros, liderada por el padrastro del niño, habría sido la responsable de su desaparición. 


Según la Policía, el padrastro del menor habría convencido al resto de la familia  que Maximiliano estaba poseído por un espíritu y por eso había que sacrificarlo. 


El padrastro, madre, abuela, pareja de la adulta mayor y otras dos personas más fueron capturadas como responsables de este caso. Tres de ellos capturados en Medellín y tres en Segovia. 


Los implicados deberán responder por los delitos de concierto para delinquir, desaparición forzada, tortura, encubrimiento de tortura y lesiones personales con deformidad permanente.

 

Hasta el momento se desconoce el paradero del menor de seis años que inicialmente se había dicho que desapareció en el corregimiento La Cruzada, barrio La Primavera, sector Piedra del Diablo, en los límites con Segovia, en circunstancias que todavía se investigan. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad