Publicidad

Post Top Ad


La víctima contaba con un esquema de seguridad vigente y que  el propio Rafael Moreno le pidió que su escolta que se retirará de su residencia.


La Unidad Nacional de Protección (UNP) condenó el crimen del periodista Rafael Emiro Moreno Garavito, asesinado en Montelíbano (Córdoba), el pasado fin de semana.


Esa entidad también confirmó que la víctima contaba con un esquema de seguridad vigente y que  el propio Rafael Moreno le pidió que su escolta que se retirará de su residencia el sábado en la mañana. 


El homicidio del periodista y líder social ha generado consternación en el país, pues había hecho graves denuncias sobre hechos de corrupción en el departamento de Córdoba, por lo que había recibido constantes amenazas de muerte en su contra.


El crimen se presentó el pasado domingo 16 de octubre en el barrio 27 de de julio del municipio de Montelíbano, cuando hombres armados atacaron con armas de fuego a Moreno Garavito, en varias oportunidades.


Debido a la polémica que se generó, la UNP emitió un pronunciamiento en el que precisó que el defensor de derechos humanos sí contaba con esquema de seguridad en el momento en el que se presentó su homicidio.


"El escolta asignado manifiesta que el protegido le dijo el sábado 15 de octubre a las 11:20 am, que no requería de su servicio más ese día y que estuviera pendiente hasta nueva orden. El escolta dice que se enteró de la muerte del comunicador al día siguiente mediante llamada telefónica de otro escolta", señaló la Unidad Nacional de Protección mediante un comunicado. 


Al mismo tiempo, esa entidad señaló que "en el momento del homicidio el periodista tenía esquema de protección que incluía escolta, chaleco y botón de pánico". 


La víctima también era líder comunal del barrio Puerto Libertador y fue candidato a una curul de paz en las pasadas elecciones.


Igualmente, dirigía un portal de noticias llamado "Voces de Córdoba", donde hacía las denuncias de hechos de corrupción en el departamento de Córdoba. 


La UNP envió un mensaje de condolencia a la familia de la víctima que era reconocido en  la región por su valor y entrega por la defensa de los derechos humanos. "Acompaña con sentido solidario a la familia del comunicador y a toda la comunidad de Córdoba ante este doloroso episodio de violencia", señaló.


Sin embargo, la entidad reconocido el grave peligro que corría Rafael Emiro Moreno Garavito, por lo que indicó que "por evidencias de riesgo el grupo de análisis estaba haciendo un nuevo estudio que no había sido conocido por Cerrem (comité de evaluación de riesgo y recomendaciones)".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad