OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Indignación y pavor existe entre los habitantes del estado de Texas, Estados Unidos , luego de la aparición del cadáver de una joven de 21 años que estaba en embarazo. Según las autoridades, el bebé fue sacado del útero de la madre. Una mujer, que se encuentra bajo arresto, es la principal sospechosa de este crimen.


La víctima mortal fue identificada como Reagan Hancock. Ella tenía ocho meses de gestación y fue hallada muerta al interior de una casa en New Boston, una ciudad de 4.600 personas.


La madre de Hancock, por redes sociales, aseguró que encontró a su hija sin vida en la mañana. Según medios locales, estaba esperando a su segundo bebé.


Uno de los detalles más escabrosos del caso fue el que reveló el Departamento de Seguridad Pública de Texas: "La investigación preliminar indicó que se había sacado a un niño por nacer del cuerpo de la víctima".


La sospechosa de cometer el crimen es Taylor Parker, ya privada de la libertad por el secuestro y la muerte del bebé, puntualizaron los investigadores a un canal local.


Guardias de una cárcel utilizaban la canción infantil 'Baby Shark' para torturar a los reos

La mujer fue detenida en Oklahoma luego de presentarse a un hospital de esa ciudad con la niña que había sacado del vientre de la madre. La pequeña también murió.


Según un medio de comunicación estadounidense , Reagan Hancock ya era madre de una niña de 3 años. Entre sus planes a futuro estaba nombrar Braxlynn Sage a la bebé que venía en camino.


La víctima ya estaba celebrando en redes sociales la llegada de esta bebé, a la que esperaba con ansias.



-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad