OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Un nuevo golpe a las organizaciones al servicio del narcotráfico propinó la Armada de Colombia gracias a la unión de esfuerzos y capacidades con la Fuerza Aérea Colombiana, la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación, en el desarrollo de una operación de interdicción marítima, en la que se logró incautar más de 2,5 toneladas de clorhidrato de cocaína las cuales eran transportadas hacia Centroamérica a bordo de una lancha tipo Go Fast.


La incautación se produjo a partir de un trabajo coordinado entre la Fuerza Naval del Caribe y la Dirección de Investigación Criminal -DIJIN-, el cual conllevó al desarrollo de operaciones de control marítimo por Unidades de Reacción Rápida de Guardacostas de Urabá adscritas a la Fuerza Naval del Caribe, quienes lograron detectar y realizar la interdicción de la motonave sospechosa tripulada por cuatro colombianos, a 16 millas náuticas al noroeste de Punta Arenas, Necoclí – Antioquia. Durante la inspección a la embarcación, los uniformados hallaron en su interior 104 bultos que almacenaban 2600 paquetes rectangulares de sustancias ilícitas.


El material, los sujetos y la motonave fueron transportados hasta la Estación de Guardacostas de Urabá, donde funcionarios de Policía Judicial realizaron las Pruebas de Identificación Preliminar Homologadas –PIPH-, arrojando positivo para 2521 kilogramos de clorhidrato de cocaína.


Esta operación constituye un duro golpe a las organizaciones al servicio del narcotráfico que delinquen en el Caribe colombiano, evitando el ingreso de cerca de 84 millones de dólares a sus estructuras logísticas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad