OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


En las fotos
se ve a un miembro enmascarado de la policía imponiendo el castigo al agresor de 19 años.


Un abusador de menores colapsó y suplicó clemencia, después de que lo azotaron 146 veces con un bastón durante una paliza pública.


Las imágenes mostraron a un miembro enmascarado de la policía religiosa, imponiendo el castigo al agresor sexual de 19 años. Durante los azotes, el hombre suplicó que se detuviera el castigo y lo trató brevemente un médico antes de que se reiniciaran los golpes.


Hace meses, otro hombre colapsó tras recibir 52 latigazos como castigo por violar a una niña; el hombre conocido como Roni “N”, iba a ser azotado 169 veces pero los fiscales pospusieron la pena por considerarlo no apto para continuar.


Tras su colapso, lo trasladaron de inmediato a un centro médico para que recibiera tratamiento; “cuando lo azotaron 52 veces, lo encontramos con su espalda deshecha y con grandes ampollas: si continuaban golpeándolo los vasos sanguíneos podrían estallar y sangrar”, dijo uno médicos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad