OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Este martes, desde la ceremonia de ascenso de oficiales de la Policía, el presidente Iván Duque anunció que “este año 2020, lograremos la menor tasa de homicidios desde 1974. Son prácticamente 46 años de trabajo ardúo para lograr ese importante indicador”. El presidente dijo que eso significaba que la la Policía y la Fuerza Pública “cumplen el deber (...) y que demuestran que es posible, todos los años, mejorar en nuestro mayor indicador de proteger la vida”.


A pesar de la buena noticia, cuya fuente no reveló Duque, el anuncio del mandatario se da cuando hay graves denuncias sobre la implementación del acuerdo de paz, que el mismo Parlamento Británico elevó en una de sus sesiones. En 2020, año con una cuarentena de más de 7 meses, se registraron 79 masacres reportadas por el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz. En ellas murieron 340 personas. Según el reporte, Antioquia y Cauca lideran este tipo de crímenes con 18 y 13 casos, respectivamente.


Una de las más conocidas fue la masacre de Samaniego, en Nariño, el pasado 15 de agosto a las 9:30 p.m. en la que un grupo de hombres, al parecer del ELN, asesinaron a ocho estudiantes universitarios que departían en una reunión.


Entre esas se cuenta el asesinato de 10 personas en Bogotá el pasado 9 de septiembre en medio de las protestas que se generaron en varias ciudades del país por el caso de abuso policial que se presentó el día anterior contra el estudiante de derecho, Javier Ordóñez. En él, dos uniformados de la Policía, al parecer, le quitaron la vida al hombre con cargas eléctricas a pesar de que este no estaba armado.


Otro de los casos más mediáticos contra civiles no armados, fue el de Juliana Giraldo, una mujer trans que perdió la vida después de que un miembro del Ejército le disparase en la cabeza, al parecer, de manera intencional. Los hechos ocurrieron en la mañana del jueves 24 de septiembre en zona rural de Miranda, Cauca, cuando según versiones oficiales un vehículo blanco se rehusó a parar en un reten militar, lo que habría causado que los soldados abrieran fuego.


Las víctimas, entre las que estaba el esposo de Juliana y un acompañante, dijeron que ni siquiera se podía hablar de retén porque no había conos en la vía, ni una correcta señalización.


Otro de los datos que reporta el Indepaz es que ya llegando al fin de año, 284 líderes sociales han sido asesinados en el país, un aumento de 34 casos más que en 2019, año en el que se reportaron 250. En total, desde la firma del Acuerdo de Paz el 24 de noviembre de 2016, han muerto 1.084 líderes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad