OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Bienvenidos a una innovadora casa que quiere enfrentar al cambio climático. ¿ Quien no se ha detenido alguna vez al pasar frente a una residencia que sus paredes exteriores están cubiertas de unas plantas de nombre hiedra, hechizado por su aspecto? 


La vivienda, está ubicada en el barrio Cantaclaro, sobre la calle 29 y diagonal a la glorieta del sector destacada por su diseño que fue concebida como un verdadero invernadero bioclimático. Por su naturaleza vegetal y viva, es la mejor forma de cubrir y protegerla de las altas temperaturas.


La dueña y creadora de tapizar los exteriores con hiedra es la ingeniera agrónoma; la bumanguesa Gisela Camacho, quien  relató al portal TuPrensaDigital.Net 

"Tengo más de 30 años de residir en Montería y 17 de haber cubierto las paredes de su vivienda con dichas plantas, lo hice por el conocimiento obtenido a través de mi profesión que indica que esta trepadora por su naturaleza vegetal y viva, es la mejor forma de cubrir y proteger mi domicilio sin tener que acudir a materiales químicos", dijo la profesional.


Agregó que en ciudades como Montería en verano reduce el calentamiento de la pared, creando una ventilación natural con la brisa, además, la hiedra protege los umbrales de las ventanas del sol y de los rayos ultravioletas, esto lo pudieron comprobar estudiantes de la Universidad Pontificia Bolivariana que con sus equipos hicieron las mediciones y lo comprobaron, enfatizó Gisela Camacho.


De igual forma estas plantas absorben la humedad de la zona a la que quedan fijadas y la devuelven al ambiente, por lo que no solo evitan acumulación de filtración en paredes y techos, sino que además lo hacen refrescando las estancias que recubren. Contrariamente a lo que se puede creer, no produce moho.


 Cubrir la casa con hiedra resulta económico.


Para poder disfrutar de una casa cubierta con hiedra, solo tenemos que plantar tallos o cogollos que se introduce en tierra multiplicándose la planta (si son silvestres mejor, será más resistente), y apenas necesita de riego: poca agua y aún menos abono.


Es de muy fácil mantenimiento: una poda anual evita que se engrose y desprenda por el peso, o para siluetear puertas o ventanas.Concluyó



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad