OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


San Alberto, al sur del Cesar,
no cesa de orar por sus habitantes luego de que fuera confirmado un aberrante caso de feminicidio,  el cual dejó como saldo, tres personas muertas, entre ellas, una menor de 11 años. Los hechos ocurrieron en una humilde vivienda localizada en la calle 9 del barrio Oasis del municipio.


Según el informe de las autoridades, la mujer fue identificada como Erika López Galán, de 30 años de edad, quien fue atacada con un arma blanca por su pareja sentimental, Ramiro Atencio Zambrano, de 51 años de edad.


En el lugar también fue atacada la menor, identificada como Adellys Nahomi Camargo López, quien en ese momento sobrevivió al salir corriendo de su vivienda, hasta que fue auxiliada por un cuadrante de la Policía que pasaba por la zona.


Según contó la niña, todo comenzó cuando la pareja tuvo una fuerte discusión en la que su padrastro atacó sin piedad a su compañera sentimental, quien recibió una puñalada a la altura del cuello y dos en el tórax del lado izquierdo, las cuales la dejaron sin vida inmediatamente al interior de la vivienda.


Por la gravedad de sus heridas, dos a la altura de la espalda y una en el tórax, la menor fue llevada de urgencia al hospital local del municipio, de donde la trasladaron a un centro asistencial de Aguachica, en donde falleció tras una cirugía.


Luego de la brutal agresión,  Ramiro Zambrano, se propinó un disparo con el fin de acabar con su vida. El hombre era muy conocido en el pueblo ya que se ganaba la vida cantando rancheras en las celebraciones de cumpleaños y otros eventos.


“Lamentamos esta tragedia que enluta familias de nuestro municipio. Oramos por el descanso de los fallecidos y porque sus familias encuentren consuelo en tan difícil momento”, señaló el alcalde de San Alberto, Carlos Ríos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad