OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Entre los hechos más desgarradores y perturbadores que TuprensaDigital.Net ha tenido que informar, el asesinato de una menor de 5 años a manos de su propia madre es uno de los más complejos ante la sádica manera en la que fue brutalmente torturada. Le sacaron los ojos y cortaron la lengua.


El dantesco caso ocurrió en la ciudad de Sao Cristovao, estado Alagoas, Brasil. El padre de la sospechosa, identificada como Josimare Gomes da Silva, de 30 años, llegó el día en que ocurrió el crimen a la casa y le extrañó ver que el agua que salía del desagüe estaba teñida de sangre.


 Él se dirigió al baño, ahí encontró una escena espeluznante. Su hija tenía la lengua de la menor, Brenda Carrllyne Pereira da Silva dentro de su boca, mientras intentaba rezar, de forma aturdida. El señor llamó inmediatamente a las autoridades para notificarles del acontecimiento. 


Los agentes llegaron al lugar, tras hacer las investigaciones determinaron que el crimen se había cometido con una tijera, mientras la víctima aún estaba con vida.


Escena terrible

 El agente de la Policía Civil, Eduardo Prado, dijo que la escena del crimen era tan fuerte que sus 20 años de carrera no fueron suficientes para evitar que entrara en shock.


 Josimari, tras ser interrogada, negó rotundamente haber asesinado a su hija. La declaración, la cual dio en varios idiomas, incluso español, fue confusa. Ella  relató que  había atacado a un demonio y que la pequeña no estaba muerta. La madre supuestamente padece trastornos mentales y atravesaba una depresión y cuando cometió el crimen sufría un episodio psicótico. 


"Actualmente se encuentra detenida en una comisaría de policía en Delmiro Gouveia y será trasladada a una prisión de mujeres en la capital del estado de Maceió mientras se investiga el caso", indica el medio británico Daily Mail.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad