OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Un joven llegó de urgencia a al Hospital Santander Herrera desesperado y con gestos extraños, lo que alertó a los médicos de que se estaba asfixiando.


El hombre, quien al parecer es pescador sin experiencia por poco pierde la vida luego de atragantarse con una mojarra viva mientras buscaba el alimento para llevarle comida a su familia.


Este insólito episodio ocurrió en el municipio de Pivijay Magdalena, y gracias a la rápida intervención de los médicos, el joven puede contar la peculiar historia.


El protagonista es uno hombre de 24 años, quien salió a pescar en un lago en una de las fincas ubicada a 1.5 kilómetros del casco urbano del municipio el pasado viernes 23 de enero. Al parecer el joven lanzó el anzuelo y a los pocos minutos atrapó a su primer pez.


Emocionado por el hecho, tiró nuevamente la trampa al agua y cogió otra mojarra. Fue en ese preciso momento que una productiva pesca paso a ser una pesadilla que por poco le quita la vida.


En vez de tirar el pez en un tanque o envase, prefirió llevárselo a la boca mientras jalaba en nylon con ambas manos. La mojarra con muchos movimientos se resbaló y terminó aprisionada en su esófago.


Luego de esto, por sus propios medios el joven pescador llegó al Hospital antes mencionado con signos de asfixia y como no podía hablar, el paciente fue llevado por los galenos a la sala de rayos x para tomarte una placa y determinar lo que ocasionaba la obstrucción.


La directora científica del Hospital, la médico Yaneth Torres, explicó a RB Noticias que la rápida acción de los trabajadores del centro fue clave para salvarle la vida al joven.


“Era una mojarra de unos 18 centímetros. Esta persona se estaba ahogando y no sabíamos por qué, fueron los rayos x lo que determinó qué le provocaba la obstrucción”, dijo Torres.

 

El médico cirujano Luis Alberto Freyle Moscote fue alertado de la emergencia y de inmediato trasladó al joven a la sala de cirugía, para en una eficiente intervención sacarle el pez que tenía atorado en el esófago.


“Es un caso llamativo, poco común, pero la rapidez del cuerpo médico y técnicos especializados del Hospital Santander Herrera fue determinante en la maniobra para salvarle la vida”, señaló la directora científica a RB Noticias.


Luego de toda esta travesía médica, el joven fue dejado en observación durante este fin de semana a la espera de una evolución positiva en su estado de salud.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad