OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad




El respeto a la policía en Colombia se perdió porque el uniformado está impedido para responder a cualquier agresión física o verbal. 


Ponerse las manos en la cabeza, esta fue la reacción de un Policía al ver que no podía hacer nada por salvarle la vida a su compañero de trabajo.


Esta escena, demuestra que por debajo del uniforme verde hay personas de carne y hueso que sienten lo que ocurre con sus colegas.


El hecho obedece al presentado en la mañana de hoy en Caucasia, donde un Policía fue asesinado por sicarios. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad