OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


El 11 de agosto del 2020
se conoció la noticia que conmocionó a Cali y al país entero. Jair André Cortés, Luis Fernando Montaño, Álvaro Caicedo, Jean Paul Cruz y Leider Cárdenas, entre 14 y 16 años de edad, fueron encontrados sin vida en un cañaduzal en el barrio Llano Verde de esa ciudad.



Y aunque en los meses siguientes se conocieron algunas capturas de los presuntos responsables de este hecho, 6 meses más tarde Rubí Cortés, la madre de Jair Andrés, habló con el programa de televisión ‘Los Informantes’, de Caracol, y dio detalles del horror que vivió cuando encontró el cuerpo de sus hijos y de sus amigos.



Ella contó que los muchachos salieron temprano al cañaduzal. Dice que se fueron sin almorzar y que lo único que querían era comer caña y bañarse en un pozo cercano. En la noche, al ver que no volvían y luego de que la Policía les dijo que esperaran mejor 72 horas para poner la denuncia de desaparición, armaron su propio bloque de búsqueda y salieron a recorrer el cañaduzal.



“Llegamos y vimos los niños ahí como estaban. Los torturaron, plan de machete, los quemaron, degollados, fue algo horrible para nosotros”, dijo entre lágrimas.



La madre incluso recordó cuando fue amenazada por levantar la voz por la muerte de su hijo.



Habitantes de Llano Verde aseguraron que la situación allí es compleja, pues en 6 años se contabilizan 210 homicidios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad