OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad

El muletero falleció la noche del sábado en Cartagena, donde lo atendían por una isquemia cerebral.




No fue bajo los pitones de un toro embravecido en el redondel de una corraleja ambientada a ritmo de bandas pelayeras. Tampoco víctima del letal Sars-Cov.19, que tanto estrago viene causando.



Luis Gumersindo Cuadrado Ramos, el ‘Kalimán del Sinú’, toda una leyenda como muletero o mantero en las renombradas y controvertidas fiestas en corraleja, falleció la noche de este sábado cuando trataba de recuperarse de una isquemia cerebral en un hospital de Cartagena.



De 63 años, oriundo de Montería, y residente en el municipio de Sampués (Sucre), inicialmente fue atendido del accidente cerebro vascular en Sincelejo, pero luego la familia solicitó el traslado a un centro de mayor complejidad en la capital de Bolívar, donde se produjo el deceso.



‘Kalimán’ había forjado su popularidad y prestigio en las sábanas de Bolívar, Sucre; en todo Córdoba y el Bajo Cauca antioqueño; por su osadía de atreverse enfrentar, provisto apenas de un humilde capote, bestias de 400 o 600 kilos y más de un centenar de muertos en sus pitones afilados.



Su carta de presentación eran también las múltiples cicatrices de cornadas que le tatuaban todo el cuerpo; de las que alardeaba orgulloso pues siempre se pudo reponer de cada una, sin secuelas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad