OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Si bien la atención a las comunidades Emberá Katíos en condición de desplazamiento se ha centrado en las familias hacinadas en el centro de Montería, la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, Ocha, confirmó que existen al menos 294 personas que se encuentran confinadas en el sector conocido como Zabaletas, en la zona rural de Tierralta.




Precisamente en ese punto fue confirmada la muerte de un menor de edad por causa de una aparente gripa mal cuidada que le causó la muerte tras completar dos meses en condiciones de desplazamiento.




Se ha presentado otro fallecimiento de un niño de la comunidad de Zabaletas que permanece confinada en el resguardo debido a una gripa. Además, se ha reportado la preocupación por la desnutrición aguda que sufren los niños y niñas en el resguardo. Actualmente, hay un caso de una niña de cuatro años en un estado grave de desnutrición”, indicó la entidad internacional este sábado 19 de junio.




Este deceso se suma a la muerte de una miembro de los albergues improvisados en Montería que fue diagnosticada con tuberculosis, y  fueron detectados 70 niños con Infección Respiratoria Aguda, IRA; y 21 más con  Enfermedad Diarreica Aguda, EDA, quienes además presentan infecciones en la piel y cuadros febriles.





Incluso recientemente se reportó el caso de una infante de cuatro años que se encuentra en UCI tras ser arrollada por una moto en Montería y otra resultó con lesiones tras caer de un árbol en el que trepaba.


 



La Ocha detalló que de las 294 personas que se encuentran hacinadas en zona rural de Tierralta; 10 son de la comunidad Jawa; 15 de Manzana; Zabaleta, 36; Tamboral, de 39; Sambudo, 2; Niñas y niños Zabaletas son 180 niños y 12 son campesinos.




“Estas personas se encuentran ubicadas en las comunidades más alejadas del territorio, fueron desplazadas hacia la comunidad de Zabaletas, a orillas del río Esmeralda, y posteriormente confinadas. Al respecto, entre el 10 y 12 de mayo, se realizó una misión humanitaria por parte de la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría General de la Nación hacia el resguardo, con el fin de verificar la situación y tomar la declaración por el desplazamiento masivo y confinamiento en la comunidad de Zabaletas”, señala el informe.




Los indígenas tendrían restricciones a la movilidad debido a los continuos combates entre la Fuerza Pública y los grupos al margen de la ley que hacen presencia en la zona.




En consecuencia, se ha limitado el acceso a bienes y servicios, hay dificultades para el abastecimiento de alimentos, la atención primaria en salud, el acceso a fuentes de agua, entre otros. A lo anterior, se suma la contaminación con minas antipersonales, lo que impide a la comunidad ejercer sus actividades de caza, pesca y agricultura”, indicó la Ocha.




En total se han desplazado 1.946 personas, un total de 468 familias de la etnia Emberá Katío por causa de los enfrentamientos entre grupos armados en el sur del departamento.

Tomado: El Heraldo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad