OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Hay situaciones que no dan espera y menos cuando se trata de la vida de la mamá, cada minuto la impotencia se apodera de Fabián Tique y no por falta de voluntad sino porque no hay recursos debido a que su familia ha sido gran afectada por el coronavirus. “Tanto amo a mi mamá qué hago lo que sea, todos los medios que sean necesarios”, comentó el joven.




Lleva 8 días en los que cada mañana se desplaza a la clínica La Colina para saber el estado de su madre Luz Marbi Bata “mi mamá necesita UCI para poder sobrevivir, 38.11 ella necesita urgente ecmo, la saturación está muy bajita, ella tiene neumonía, la saturación normal es de 90 y entro con 34”, añadió Tique.




Sus ojos expresan la tristeza y el dolor que guarda su alma “no nos queremos quedar sin familia”. Hace 3 días el corazón de su padre dejó de latir por el covid-19. Don José Raúl no alcanzó a ver a su hijo Fabián cumplir su sueño de ser contador público para sacarlos adelante y que no trabajarán más. “Mi papá estuvo en Los Nogales, lamentablemente falleció el día sábado, duro 8 días”, afirmó.





Pero hay algo que Fabián no ha perdido, la fe que heredó de su madre. Por ahora, Fabián permanecerá otra noche en la clínica orando para que su mamá con la ayuda de Dios mañana pueda estar en una unidad de cuidados intensivos que le permita tener vida para verlo graduarse y cumplir el sueño de la familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad