OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Cuando pensaba que todo acababa, un milagro salvó la vida de un hombre en Coveñas.


La historia, que al final tuvo un buen final, ocurrió en las afuera de un billar, ubicada en el barrio  Guayabal, cuando Mailer Francisco Berrío Licona, conocido como Marquiño, de 30 años, se salvo de ser asesinado en un atentado sicarial. 


Según una fuente judicial, la víctima se encontraba a las afuera del billar Guevara. De repente fue abordado por dos sujetos en una motocicleta, el parrillero sacó un revólver, le disparó, lo hirió en un abrazo, pero por fortuna de la víctima, el arma de fuego del sicario se  encasquilló y se dio a la huida con su compinche.


Berrío fue llevado a un centro de salud de la localidad, donde fue evaluado por el médico de turno antier.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad