OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Zona verde destruida,
bancas sucias, baldosas con verdín, cocinas de leñas, fueron algunas de las imágenes registradas tras más de 120 días de permanencia de la minga indígena
 en el parque Central a capital de Córdoba.

 

En pésimo estado quedó el parque central de la ciudad de Montería, luego que los indígenas que estaban asentados en el lugar retornaron al Alto Sinú.


De acuerdo con las personas que frecuentan el parque central conformado por Laureano Gómez y Simón Bolívar, quedaron totalmente deteriorados los espacios, en especial las baldosas, pues muchas de ellas están quebradas o manchadas.

La vegetación del parque está marchita, parece un playón desolado, con aguas estancadas y con olores putrefactos”, señaló uno de los ciudadanos que frecuenta la zona y que solía sentarse en el parque bajo la sombra de los frondosos árboles.

A su turno uno de los comerciantes aseguró que, tuvieron muchas pérdidas, debido a que algunos monterianos se cohibían de llegar al sitio por la invasión de los nativos Emberá Katíos, que duró cerca de cuatro meses.


Mientras que otros vendedores estacionarios, resaltaron la pertinencia de préstamos económicos por parte de las autoridades locales, teniendo en cuenta que fueron los más afectados por el desplazamiento de los indígenas a causa del recrudecimiento de la violencia en sus territorios.

Finalmente, la comunidad solicitó a la Alcaldía de Montería adelantar cuanto antes la jornada de limpieza exhaustiva en el parque, para que nuevamente puedan llegar personas al sitio y reactivarse la economía de aquellos que sufrieron las mayores pérdidas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad