OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Campesinos e indígenas aglutinados
en el parque central de Montería desde el pasado 20 de abril, comenzaron el segundo día de retorno a sus cabildos en el Alto Sinú. Ayer salieron 80 familias de la comunidad indígena de Iwagadó, y este lunes seguirán las familias del cabildo Camaenka.


El retorno de los pequeños agricultores e indígenas a sus comunidades se da tras la firma de un acuerdo con el Gobierno, La Defensoría del Pueblo y otros  quienes se comprometieron a impulsar el plan reclamado por las organizaciones.


El defensor del pueblo, Carlos Camargo, destacó que este es un proceso donde la defensa, protección y promoción de los derechos humanos de las comunidades indígenas y campesinas son una prioridad, así como lo es su retorno seguro, digno y voluntario.


Para ello, los funcionarios de la Defensoría del Pueblo se rotarán cada 15 días en los cabildos para mantenerse durante tres meses verificando el cumplimiento de acuerdos y velando por el respeto de sus derechos.


Recordemos que el pasado 20 de abril se inició un desplazamiento masivo de las comunidades de los cabildos Karagaby, Camaenka e Iwagadó y la comunidad campesina de Jawe.


Al menos 1.503 indígenas, de 210 familias, se establecieron en el parque principal Laureano Gómez de Montería. Mientras que 74 familias de las comunidades indígenas de Manzana, Tundo y Sabaleta y otras 15 familias de campesinos Jawe, en total 294 personas, se desplazaron y confinaron en territorio de la comunidad de Sabaleta.


Esta situación se presentó debido a la confrontación armada que se presenta actualmente en la región del Alto Sinú, por las acciones de violencia de grupos armados ilegales que causan situaciones de reclutamiento de niños, niñas y adolescentes, siembra de minas antipersonal y restricciones a la movilidad, entre otras conductas”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad