OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


El pasado viernes la Fiscalía General de la Nación le imputó el delito de desaparición forzada agravada a Carolina Galván, madre de la niña Sara Sofía Galván, por la desaparición de su hija registrada el pasado 28 de enero.


Durante la imputación de cargos que se realizó de manera virtual, Galván mostró una actitud de burla, ya que durante la intervención del juez y la delegada de la Fiscalía no paraba de reírse mientras conversaba con las personas que la acompañaban en ese momento.  




El togado que presidía la diligencia judicial le hizo un llamado de atención a la mujer y le pidió que se concentrara. “Tiene que prestar atención porque estoy hablando y usted está prestándole atención a otras personas”.  


Durante la audiencia, la Fiscal narró que el 18 de enero del presente año, Carolina Galván y Nilson Díaz sustrajeron bajo engaños a Sara Sofía de la vivienda en la que residía con su tía. "Usted y Díaz son presuntos coautores del delito de desaparición forzada agravada (...)". 


De ser hallada culpable, Galván podría obtener una condena de 40 a 50 años de cárcel. 


Por su parte, la abogada de la mujer, Magda Stela Reyes, aseguró que su cliente fue utilizada por Nilson para prostituirse, y además lamentó que Fiscalía no le hubiese imputado a este hombre el delito de trata de personas. 


Durante su única intervención, Carolina Galván no aceptó los cargos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad