Post Top Ad


El religioso registraba
un golpe en la cabeza. Fue hallado al interior de su parroquia en estado de descomposición.


Las autoridades en el departamento de Antioquia adelantan las investigaciones de las circunstancias que rodearon la muerte del sacerdote Emiro Coronado Navarro, de 62 años, quien fue hallado sin vida al interior de su parroquia en el municipio de Copacabana.


La ausencia del religioso, quien era oriundo del municipio de Sabanalarga, Atlántico, comenzó a notarse el pasado sábado cuando no ofició la misa de la tarde como era su costumbre.


Por esa razón, una feligresa decidió acudir el lunes a la capilla Cristo Sanador, ubicada la vereda El Nogal, y fue quien hizo el terrible hallazgo: el cuerpo sin vida del sacerdote se hallaba en el antejardín y en estado de descomposición.


El sacerdote registraba un golpe en la cabeza, por lo que las autoridades dieron inicio a las investigaciones necesarias para establecer si se trató de una muerte accidental o si se está ante un posible homicidio.


Coronado Navarro pertenecía a la Congregación Sacerdotal Internacional, un movimiento religioso con sede principal en Bogotá.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad