Publicidad

Post Top Ad


Árboles caídos, palos atravesados en la carretera y maleza en la vía. Así quedaron varios sectores en el municipio de San Andrés de Sotavento, tras el fuerte vendaval que azotó a la población. En el centro urbano, se encontraron casas con techos destruidos.


“Llegué y mi casa estaba ya sin techo, sin nada, las cosas de los niños estaban mojadas, las camas, las colchonetas”, dijo un damnificado.


“Nosotros lo que hicimos fue correr para una y otra parte, desesperados, para escondernos porque realmente el aguacero fue muy fuerte, al igual que los vientos. Los árboles se movían bastante y eso nos asustó mucho”, afirmó un habitante.


Una de las infraestructuras más afectadas, fue la Institución Educativa Libadelca, la cual sufrió averías en varias aulas como lo muestra las imágenes.


En la red social Facebook algunas personas golpeadas por este fenómeno natural solicitaron a la alcaldía y a la comunidad de San Andrés de Sotavento apoyo para con las familias afectadas en el barrio Brisas de Parlet ya que  sus casas quedaron destruidas por las fuertes lluvias.


Fotos: Gilberto Morales.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad