Publicidad

Post Top Ad

El crimen habría sido cometido por el Clan del Golfo. Los cuerpos aún no han sido recuperados.

Los estudiantes indígenas wounaan Luis Alberto Ismare, de 22 años; Albis Puchicama, de 25; los hermanos Jhonsy y Erofio Membache, de 23 y 25 años, respectivamente, y José Antonio Hurtado, miembro de la comunidad afro, fueron asesinados, al parecer, por el Clan del Golfo. El crimen ocurrió en Bajo Baudó, Chocó.


“Los ciudadanos que fueron privados de su libertad en el corregimiento Orpúa, municipio del Bajo Baudó, lamentablemente fueron asesinados”, dijo Hermenegildo González, alcalde de la localidad.


Los cinco jóvenes habían sido secuestrados en una finca por siete hombres armados el pasado 21 de junio.


“Los mismos autores de la masacre han informado que ya los cuerpos… se encuentran en un sitio no identificado”, indicó Víctor Carpio Conquista, coordinador de derechos humanos de la Mesa Indígena del Chocó.


“Al parecer, estos hechos se presentaron como parte de una confrontación entre el ELN y Clan del Golfo por las economías ilícitas y rutas del narcotráfico en la región”, afirmó el mayor Edquin Peláez Rojas, comandante (e) del Batallón de Infantería de Marina N°22.


Horas antes la comunidad había marchado pidiendo su libertad: "No queremos que nuestros hijos se encuentren secuestrados por el orden público".


El alcalde del Bajo Baudó realizó un consejo de seguridad y pidió mayor presencia de la justicia en el municipio.


“Le queremos pedir hoy al Gobierno nacional nos conceda una sede de la Fiscalía en el municipio del Bajo Baudó, ya que venimos viviendo mucha ola de inseguridad en nuestro municipio”, señaló el mandatario González.


La Armada Nacional aún no ha podido dar con el lugar en donde fueron dejados los cuerpos de los jóvenes asesinados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad