Publicidad

Post Top Ad

Otra vez ocurrió una lamentable tragedia en uno de los camiones de la muerte que lleva ilegalmente a inmigrantes en busca del ‘sueño americano’ en los Estados Unidos.


Esta vez por lo menos 50 personas fueron encontradas muertas el lunes 27 de junio en inmediaciones  de la ciudad de San Antonio, en el estado de Texas al suroeste de Estados Unidos.


Un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos de Norteamérica dijo: “Hasta ahora hay tres detenidos, se cree que forman parte de la conspiración de contrabando de migrantes de varios países del mundo. Hasta ahora son 50 los fallecidos, 22 de México, 7 de Guatemala, 2 de Honduras y 19 todavía sin información sobre su nacionalidad.


El gobierno mexicano en cabeza de su presidente, Andrés Manuel López Obrador, informó este martes de que al menos 22 mexicanos están entre los 50 migrantes muertos y debido a esta tragedia abrieron una investigación. “Necesitamos una migración segura, ordenada y regularizada”, señaló. El canciller de México, Marcelo Ebrard, aclaró que el tráiler tenía matrícula de Estados Unidos “para circular sin revisión. Muy probable autoría de tratantes según comentó el canciller Marcelo Ebrard. 


A su vez presidente de los Estados Unidos Joe Biden dijo al respecto en un comunicado lo siguiente al enterarse de lo que ocurrió en Texas: “Expresó mis condolencias, nuestro gobierno realizará una investigación a fondo por lo ocurrido. Los informes iniciales indican que esta tragedia fue causada por contrabandistas o traficantes de personas que no tienen en cuenta las vidas que ponen en peligro y los explotan para tener ganancias”.


‘El camión de la muerte’, las autoridades lo encontraron en una zona donde hay poco tráfico y estaba cerca de una vía de tren en el suroeste de San Antonio, ubicado a unos 250 km de la frontera entre Estados Unidos y México. Los equipos de emergencia recibieron una llamada a las 5:51 de la tarde hora de Texas.


En una rueda de prensa el jefe de la Policía de San Antonio, William McManus: “Un trabajador de uno de los edificios aquí atrás escuchó un grito de ayuda. Salió a investigar, encontró un remolque con las puertas entreabiertas, las abrió para mirar y encontró varias personas fallecidas adentro. No tenían ni aire acondicionado, ni agua. Las personas al tocarles estaban demasiado calientes en su piel ya que por estos días Texas está en pleno verano”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad