Publicidad

Post Top Ad


Pidiendo a gritos  "¡Justicia!" unas 300 personas protestaron este lunes festivo exigiendo que la Fiscalía General de la Nación expida las órdenes de captura contra los responsables del asesinato de los tres jóvenes del corregimiento de Chochó, jurisdicción de Sincelejo, habitantes de esa población mantienen bloqueado el cruce de “La Garita” que fue el último lugar en donde los vieron con vida.

Líderes comunitarios, amigos, familiares de las víctimas y habitantes en general de ese corregimiento permanecen en ese punto desde las 10 de la mañana de este lunes, pidiendo justicia por la muerte de Carlos Ibáñez Mercado, Jesús Díaz Monterroza y José Carlos Arévalo, ocurrido el 25 de julio anterior, luego de ser detenidos por la Policía con vida y posteriormente dados a conocer como fallecidos en una clínica de la ciudad.


Durante la protesta pacífica están pidiendo la presencia del Gobernador de Sucre, Alcalde de Sincelejo y del Director de la Fiscalía General de la Nación, organismo al que le cuestionan ¿por qué no han expedido las órdenes de captura si tienen todo el material probatorio?, expresaron.


Con pancartas, bombas blancas y gritando justicia, los líderes indicaron que permanecerán en el lugar y no dejarán pasar ningún tipo de vehículos, solamente ambulancias u algún tipo de emergencia.


La comunidad ha rechazado con vehemencia estos hechos y más ahora cuando se conocieron vídeos y testimonio de policías que estuvieron durante los hechos, quienes responsabilizan de los asesinatos al teniente coronel Benjamín Darío Núñez Jaramillo, ex comandante operativo de Seguridad Ciudadana en el departamento de Sucre. Este fue llamado a calificar servicios, conjuntamente con el coronel Carlos Andrés Correa Rodríguez, ex comandante del Departamento de Policía Sucre. Por este caso 8 policías fueron separados del cargo.


“Que se entregue y pida perdón”.


Diomedes Díaz, padre del joven Jesús David Díaz, una de las víctimas, pidió al coronel Benjamín Núñez que se entregue lo más pronto a las autoridades, “puede meterse donde quiera en el último rinconcito del mundo, pero tiene que pagar lo que hizo con los pelaos”, expresó.


La hermana de Jesús David, dijo que así como toda Colombia se ha dado cuenta quien fue el asesino de los tres jóvenes, porque no está tras las rejas, si hay evidencias y testigos, “solo porque son hijos de gentes humildes, siento mucha impotencia, mucha rabia, porque su hubiese sido lo contrario que los muchachos hubiesen asesinado al policía, estuvieran presos, son 22 días y no vemos nada”, dijo.


La semana anterior el senador del Pacto Histórico, Alex Flórez Hernández, hizo la denuncia de estos hechos en el Congreso de la República y reveló un vídeo de momento en que los tres jóvenes asesinados del corregimiento de Chochó son trasladados en una camioneta de la Policía Nacional hasta una clínica de Sincelejo.


También en medios nacionales se conocieron los testimonios que bajo juramento hicieron patrulleros testigos de los asesinatos, quienes narraron los hechos, indicando que el coronel J3 les disparó a los tres jóvenes el 25 de julio del presente año y ordenó que los cuerpos fueran llevados a la Clínica y posteriormente reportados como dados de baja en enfrentamientos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad