Publicidad

Post Top Ad


El pasado 9 de septiembre, un turista brasileño fue víctima  de una estafa con un datáfono manipulado. 


En Playa Blanca, Isla de Barú, cerca de Cartagen, Caio Lazzaretto Mónaco pagó $4.600.000 por un pollo con patacones, agua y una carpa. Sin embargo, al joven, de 27 años y quien se dedica a conocer diferentes destinos del mundo, le habían cobrado $60.000.


"Pero noté que la máquina de tarjetas estaba adulterada. Leí que decía $1.200.000 en lugar de $60.000, entonces supe que estaban intentando robarme. Les pedí confirmar bien el monto y me rehusé a pagar en esa máquina”, señaló el turista al diario local 'El Universal' de Cartagena.


Tras la estafa, el brasileño recibió el apoyo la Embajada de Brasil en Cartagena, y el respaldo de la Policía de turismo de la ciudad que inició las respectivas investigaciones.


Así, se conoció en las últimas horas que los responsables de la estafa fueron ubicados y parte del dinero robado recuperado.


“La Embajada de Brasil me conectó con la Policía de Turismo y ellos lograron identificar a los hombres que me estafaron. Me contaron que el apoyo de la comunidad de Santa Ana fue muy valioso y uno de los hombres implicados, el dueño del datáfono, devolvió el dinero ($2,5 millones) y la Policía me lo envío a través de Western Union”, le dijo el turista al diario de Cartagena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad