Publicidad

Post Top Ad


Luego de una investigación liderada por la Fiscalía General de la Nación a través de la Seccional Cundinamarca, y en trabajo del Gaula de la Policía Nacional, fueron capturados y procesados tres policías que serían responsables de exigir dinero a personas que estarían implicadas en crímenes, con el objetivo de no capturarlos.


Los oficiales implicados fueron identificados como: Jesús Yoleanis Parra Carrillo, Iván Dario Mejía Díaz y Campo Segundo Escobar Jiménez, adscritos a la estación de Policía de Soacha, Cundinamarca. Al parecer, los oficiales habrían aprovechado sus cargos para instalar falsos puestos de control donde retenían criminales que era liberados hasta que accedían a pagar sumas que oscilaban entre los cinco y $12 millones de pesos.


Según la Fiscalía, los policías aprovechaban las horas de la noche para realizar las actividades ilegales. De igual manera, las autoridades determinaron que los uniformados contaban con el apoyo de personas que daban falsas versiones para la judicialización de las personas retenidas.


Los procesados estarían en ocho sucesos donde se habrían apropiado de alrededor de $50 millones de pesos.


De hecho, uno de los casos recientes se presentó el pasado 11 de mayo cuando fueron detenidas tres personas, aparentemente, responsables de porte de drogas. En la investigación se estableció que los presuntos implicados habrían recibido cinco millones de pesos por parte de las víctimas


Ante esto, una fiscal seccional imputó a los funcionarios los delitos de concusión, cohecho propio, concierto para delinquir y secuestro extorsivo.


Un juez con función de control de garantías impuso a los investigados, medidas de aseguramiento en establecimientos penitenciario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad