Publicidad

Post Top Ad


Las autoridades confirmaron la fuga masiva de cuatro peligros integrantes de bandas criminales de la estación de policía de El Bagre, Bajo Cauca antioqueño, de inmediato se activó un plan candado para dar con el paradero de los temidos sicarios.


Al parecer, los sindicados son señalados de estar enfilados en los brazos armados del Clan del Golfo y Los Caparros.


La emergencia se presentó en la madrugada de este domingo 13 de noviembre, cuando los supuestos delincuentes aprovecharon la distracción que generan las fuertes precipitaciones. En ese momento, un torrencial aguacero hizo estruendo en las instalaciones de la institución, por lo que no encontraron obstáculos en la fuga.


El mayor Darwin Cardona Ramírez, comandante encargado del distrito de la subregión de Bajo Cauca, detalló que los cuatro hombres rompieron los barrotes de la sala de retenidos con sus propias manos y luego salieron corriendo por la parte trasera de la sede, ubicada en la zona urbana del municipio de El Bagre.



“De los cuatro capturados, tres se encontraban en calidad de sindicados y uno en calidad de condenado. Con el Ejército se está activando desde horas de la madrugada un plan candado en la jurisdicción para recapturar a estos bandidos y poderle dar un parte de tranquilidad a la comunidad”, dijo el oficial.


En la lista aparece el venezolano Kelwin Terán, conocido en esta región con el alias de El Coste, y que sería miembro activo de la organización delincuencial del Clan del Golfo. Mientras tanto, Luis Atencia, alias Dilan; Cristián Restrepo y Leyver Mejía, apodado como Danilo, pertenecerían al grupo ilegal de Los Caparros.


Desde el mes de agosto, las autoridades alertaron sobre las condiciones físicas de la estación de la Policía Nacional de El Bagre tras un violento amotinamiento que se registró al interior de los calabozos. Precisamente, los presuntos sicarios se fugaron en la madrugada de este domingo por una de las zonas que está siendo reparada.


En esta población, las condiciones de seguridad son críticas, de acuerdo con las denuncias que han emitido la Gobernación de Antioquia y la Defensoría del Pueblo. Los combates por el control territorial son el motivo de las violencias, protagonizadas por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia y Los Caparros.


La Fiscalía General de la Nación y el Ministerio Público han recibido denuncias por secuestros, homicidios selectivos, masacres, extorsiones, desplazamientos, torturas y amenazas. Todas relacionadas con los grupos armados que hacen presencia en el sector y que pelean por la minería ilegal y el tráfico de estupefacientes a gran escala.


A esa condición se le suma el gran hacinamiento de personas privadas de la libertad que hay en las estaciones de la Policía Nacional, cuya oferta es muy inferior a la demanda. Este escenario pone en riesgo el cumplimiento de los derechos humanos y les resta capacidades a los uniformados para brindar seguridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad