Publicidad

Post Top Ad


El pasado 15 de noviembre, la Fiscalía General de la Nación anunció que vendrían 10 nuevas imputaciones y dio a conocer que entre los 10 nombres se encuentra el de Daniel Hernández, fiscal delegado ante el Tribunal de Distrito, por los delitos de prevaricato por omisión y amenazas a testigo.


Posteriormente, la Fiscalía señaló que llevaba varios meses investigando, por lo que Al Oído hizo un recuento de lo ocurrido desde que en los micrófonos de La W se encendieran las alarmas de lo que sucedía desde los Estados Unidos.


Línea de tiempo: Odebrecht Colombia en la lupa del FBI


El 26 de enero de este año, pudimos contar al país que la investigación de un grupo de Contrainteligencia de la Fiscalía al fiscal Daniel Hernández, quien llevaba el caso de Odebrecht, encendió las alarmas para autoridades americanas.


Estas nos confirmaron para ese momento que Hernández estaba en la lupa de una investigación.


La alarma fue un informe de 81 páginas que acredita que el fiscal Hernández pidió ordenes de capturas a tres brasileros por el caso Odebrecht:


El fiscal Hernández pidió orden de captura en el 2017 para los altos ejecutivos de Odebrecht. Sin embargo, el informe revela que Hernández ocultó las órdenes de captura, jamás las registró en Migración y los altos ejecutivos lograron entrar y salir de Colombia seis veces, teniendo orden de captura vigente.


Luego, el 28 de febrero de 2022, pudimos revelar que quienes tenían la investigación en la mira eran el FBI de Miami bajo la dirección de un fiscal en Washington. En operaciones conjuntas, estaban a cargo de la investigación debido a que ese equipo de investigadores especializado en corrupción internacional encontraba situaciones de difícil explicación, entre esas la falta de celeridad del caso.


Siguiendo con la línea cronológica, el 10 de marzo de 2022 pudimos revelar que autoridades americanas ya se encontraban en Colombia: se trataba de agentes del FBI del más alto nivel y de la oficina anticorrupción de la Florida habían llegado a Colombia desde el 8 de marzo para iniciar labores investigativas.


Después de que contáramos que las autoridades ya estaban en Colombia, la Fiscalía General, en cabeza del fiscal Francisco Barbosa, emitió un comunicado en el que decía que la investigación seguía su curso y llegarían nuevas acciones.


El 28 de marzo de 2022, desde la página oficial de la Embajada Americana, se anunció que buscaban información en Colombia vinculada a los sobornos de Odebrecht y anunciaron recompensa hasta por cinco millones de dolores. En se momento revelamos que una nueva pieza del rompecabezas intrigaba a los investigadores americanos. Era probable que la cuenta de los brasileños en las que se encontraban las escandalosas sumas de dinero de esta multinacional no fueran congeladas y por esta razón podrían haberse llevado el dinero.


Así las cosas, mientras avanzó la investigación durante meses, el 28 de junio de 2022 conocimos que el equipo investigador había terminado entrevistas y labores investigativas en Colombia por lo que se iban del país, anunciando que llegarían nuevas citaciones para fiscales, exfiscales, políticos y empresarios colombianos.


¿Por qué imputarán al fiscal Hernández el delito de amenaza de testigos?


De acuerdo con la investigación de la Fiscalía, la imputación al fiscal Hernández se da por posibles intimidaciones al llamado testigo estrella del caso Odebrecht, el excongresista Otto Bula.


“De otra parte, el pasado 22 de junio, Daniel Ricardo Hernández Martínez, en su condición de fiscal adscrito al CTI, habría intimidado en las instalaciones del búnker de la Fiscalía en Bogotá a Otto Nicolás Bula y le reprochó por su intención de querer servir como testigo contra otras personas que estarían vinculadas a las irregularidades desplegadas por Odebrecht”, afirma la Fiscalía en comunicado.


Lo último


En primicia este 16 de noviembre, Al Oído conoció que, en declaración ante las autoridades americanas, lo que el testigo mencionó es que la presión que recibió por parte del fiscal Hernández y el fiscal Álvaro Betancur fue, al parecer, para que no mencionara por ningún caso al exfiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez.


Ante la justicia americana ningún hecho se escapa, tienen la lupa en Colombia y, sin duda, los peces pesados empezarán a caer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad