Publicidad

Post Top Ad


Las discusiones y confrontaciones no son ajenas a la realidad de muchas familias que, a pesar de los vínculos de sangre, prefieren tomar distancia o mantienen abiertamente sus diferencias. Algunas veces las tensiones pueden llegar a los golpes, pero lo que no es usual es que ese tipo de confrontaciones se desarrollen en espacios donde se suelen guardar respeto.


En Tijuana, México, el lugar no fue excusa para que varias personas escalaran una discusión lanzándose piedras y golpes, a pesar de que se encontraban en un cementerio. De acuerdo con el medio TV Azteca, el altercado tuvo su origen presuntamente por la herencia que había dejado una adulta mayor y la incertidumbre sobre a quién le correspondía.


De las palabras se pasó a los golpes y en imágenes quedó registrado cuando un hombre intenta evitar que otros dos sigan aumentando el enfrentamiento, sin percatarse que a solo metros una mujer de camiseta vino tinto empezó a gritar y lanzar piedras. Una de estas cayó justo en la cara de uno de los involucrados, lo que intensificó los gritos de los presentes y llevó a que otras personas buscaran calmarla.


Posteriormente, cuando otra señora se le acerca, la pelea toma otro curso y se centra momentáneamente en ellas dos, mientras los manotazos siguen tomando el protagonismo. Alrededor, varios asistentes al panteón optan por mantener su distancia, mientras observan desconcertados lo que sucede en pleno campo santo.


En Twitter también empezó a circular otra versión que apuntaba a que el pleito había comenzado en las afueras del lugar, donde varios vehículos no estaban bien estacionados y uno de estos golpeó otro carro. Según el internauta, quien se identificó como César Cruz Arellano, la discusión se trasladó al interior del cementerio y dejó como resultado una persona hospitalizada.


Toda una ola de comentarios

El episodio no tardó en viralizarse en redes sociales y desató una ola de comentarios entre quienes contaron casos de diferencias en su círculo familiar, calificaron el incidente como una “triste situación” o hasta quienes optaron por tomarse con humor la pelea.


“Sí, dan ganas la verdad, cuando se murió mi abuela yo no fui al funeral porque me hacen muy mal, además ella nunca quiso funeral, ella quería que la cremen, pero sus hijos no hicieron caso (...). La que cuidó a mi abuela enferma (...) fue mi mamá, (...) pero sus otros hijos ni se aparecían, así que tranquilamente yo soy la señora que tira el piedrazo”, dijo una internauta.


“Cuando estás en el sepelio de tu abuela y te enteras que tu primo ya tiene los terrenos vendidos”, “Qué triste esta situación, en vez de ir a ver a sus difuntos y platicar de lo que vivieron con el fallecido, se pelean entre ellos”, “este es uno de los vivos ejemplos que nosotros vemos en el ámbito de la vida cotidiana. No es posible, dejémonos de tonterías”, fueron otras de las reacciones.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad