Publicidad

Post Top Ad


Mientras gran parte de Barranquilla sufre por la fuerte ola invernal que ha provocado múltiples emergencias por inundaciones, deslizamientos, viviendas y vías colapsadas, y demás, un pequeño grupo de jóvenes aprovechan las lluvias para vandalizar, atracar y enfrentarse con cualquier tipo de elementos contundentes en una absurda pelea con el control territorial.


Precisamente, en medio de esos enfrentamientos, que son simplemente observados por algunos que se atreven a asomarse en sus ventanas para grabar con sus celulares o que para su infortunio quedan atrapados en el transporte mientras cesa la pelea, este jueves se dio un hecho insólito.


Unos jóvenes robaron una patrulla motorizada de la Policía Metropolitana de Barranquilla, cuando los uniformados acudieron al llamado de la comunidad para atender una situación. 



La osadía quedó registrada en video en donde se observa a uno de los jóvenes montando el vehículo, e incluso, haciendo piruetas y acrobacias sobre ella, mientras otros dos lo acompañan corriendo detrás, a lo largo de la avenida Murillo, por el carril del solo bus.


En el video se escucha el pito de la moto, los gritos en tono alegre del conductor y los aplausos de los espectadores que presenciaron las acrobacias. El hecho fue considerado como una falta de respeto contra la Policía Nacional, quienes piensan tomar medidas contra los responsables.


La Policía Metropolitana de Barranquilla está tras la pista de las personas que incurrieron en este hechos quienes serán multados por contravención al código nacional de policía.


Finalmente, la revuelta entre los pandilleros pudo ser controlada una vez mermó la lluvia y fue necesaria la presencia de personal del Escuadrón  Móvil Antidisturbios quienes horas después llegaron a disipar la manifestación. 


Las autoridades no informaron si los manifestantes dejaron la moto en el lugar o si se fueron de allí montados en esta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad