Publicidad

Post Top Ad


Un total misterio es lo que rodea la muerte de Miguel Andrés Barrios. Según el relató  de un familiar el joven salió a hacer un trabajo y nunca más regresó a la casa.


En la tarde de este jueves 3 de noviembre, un joven fue asesinado a tiros en la entrada a la Hacienda La Cacaotera, en el municipio de Caucasia, Antioquia. Su cuerpo presentaba dos impactos de arma de fuego a la altura de la cabeza.


Con el paso de las horas se pudo establecer que Miguel Andrés Barrios, era tatuador. Cuentan sus allegados que él había salido de Sahagún en las horas de la mañana a brindar un servicio a Caucasia, Antioquia, donde fue hallado muerto. 


El periodista Éder Narváez fue quien avisó a las autoridades de la presencia del cuerpo en la entrada a la Cacaotera y de esta manera se enteraron del hecho. Posteriormente se realizó la inspección técnica del cadáver.


Miguel vivía con su familia en el municipio de Sahagún, donde era distinguido por su trabajo de tatuador. Hasta el momento se desconocen las causas del hecho de sangre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad