OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


Uniformados adscritos a la seccional de tránsito y transporte de la metropolitana de Bucaramanga lograron un importante resultado tras inmovilizar una narcoambulancia que llevaba en su interior estupefacientes. 


El operativo se efectuó a la altura del peaje ubicado a la entrada al municipio de Lebrija, en este punto fue abordado el vehículo el cual llevaba oculto entre los elementos médicos 10 panelas de marihuana prensada y más de 100 gramos de cocaína y dinero en efectivo.


Javier Iván Blell, gerente del centro asistencial ubicado en el municipio de Sabana de Torres, Santander, denunció que un médico y una enfermera, que se dirigían en una ambulancia a dicho hospital, fueron sorprendidos transportando alucinógenos desde Bucaramanga.


Blell, que calificó la situación como ‘lamentable’,  aseguró que hará una solicitud para que se declare el hospital como una víctima de los hechos, pues no tenían conocimiento que dos funcionarios de la institución utilizaran el vehículo para actos ilegales como este, en lugar de cumplir la función social que tienen designada por naturaleza: transportar y asegurarle la vida y el bienestar a los ciudadanos que así lo requieran.



Se desconoce, por el momento, la cantidad y el tipo de sustancias alucinógenas que llevaban a su cargo los dos funcionarios de la salud, sin embargo, el gerente recalcó que era un acto ‘bochornoso’ y que lo único que merecía era rechazo.


En medio de sus declaraciones al medio, Blell aseguró que además de solicitar el reconocimiento del hospital como posición de víctima, buscará apoyo de las autoridades locales para tener control sobre los traslados de estos vehículos y así evitar que se repita lo sucedido, la idea, según el gerente es “supervisar la salida y entrada de las ambulancias”.


José Ariel Rivera, alcalde del municipio de de Sabana de Torres, manifestó su preocupación y aseguró que, “lo único que pido es que caiga todo el peso de la ley, porque es imposible que estemos haciendo estos esfuerzos y algunos se presten para la comisión del delito”.


Rivera recalcó que con ayuda de las autoridades competentes han venido trabajando en la erradicación de ‘ollas de microtráfico’, por lo que era injusto que este tipo de cosas continuaran sucediendo.

Fue hace unos días cuando se capturó, en el kilómetro 18 de la vía Bucaramanga-Cúcuta, a Jorge Armando Dorante Acosta, alias Conejo Zanahoria, quien era solicitado en extradición por Estados Unidos, precisamente por el crimen de narcotráfico.


Aunque el conductor de la ambulancia y la enfermera que iba en su compañía fueron capturados y quedaron a disposición de las autoridades, se supo que la mujer quedó en libertad condicional debido a la ausencia de indicios de responsabilidad en la comisión del delito de porte y tráfico de estupefacientes.


Esta modalidad de transporte de drogas no es nueva en Colombia, este mismo año, mayo, se incautó media tonelada de marihuana, en el sur de Cali, que estaba siendo transportada en una ambulancia.


También, hacia junio cuando autoridades antinarcóticos incautaron 110 kilos de clorhidrato de cocaína en el interior de una ambulancia, que iba desde Ocaña, Norte de Santander, hacia Santa Marta, Magdalena. Algo parecido sucedió en enero cuando se incautaron 156 kilogramos de cocaína de una ambulancia que se dirigía de Valledupar a Ciénaga.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad