OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad


La recientes capturas infraganti de algunos delincuentes con armas de presión neumática por miembros de la Policía Metropolitana de Montería, deja entrever la estrategia que están implementando los asaltantes.


Las autoridades en Montería alertaron sobre el incremento en el uso de armas traumáticas para la comisión de atracos y demás hechos delictivos durante la temporada de diciembre en la ciudad.


El coronel Jorge Arbeláez, comandante operativo de la Policía Metropolitana, informó que si bien se trata de armas catalogadas como poco letales, reconoció que son muy similares a las verdaderas armas de fuego, por lo que son aprovechadas para intimidar.


“Una persona en medio de un atraco, atemorizada, no está en la capacidad de entender si se trata de un arma real o de fogueo; ese es uno de los aspectos que se están presentando en los atracos en la ciudad”, señaló el coronel Arbeláez.


Según el alto oficial, durante la aplicación de la Estrategia Institucional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, Eicos, se han decomisado 70 armas en diferentes operativos.


“Durante lo que va corrido de este año hemos logrado el decomiso de 70 armas en toda el área Metropolitana, un gran porcentaje de ellas quedaron vinculadas en hechos delictivos, lo que a la luz del Código Penal, convierte su tenencia en el delito de porte ilegal de armas”, explicó el Comandante Operativo de la Policía Metropolitana de Montería.


Las autoridades explicaron que las armas traumáticas utilizan una pelota de goma que causa una lesión cutánea dolorosa; mientras que las de fogueo no disparan ningún proyectil, pero generan un sonido similar a un disparo real.


“También tenemos las armas neumáticas, que  utilizan aire comprimido para disparar balines o diabolos, que son los perdigones”, acotó.


Se supo que en algunas ocasiones, este tipo de armas también es decomisada porque sus portadores se encuentran en estado de embriaguez, bajo los efectos de sustancias estupefacientes, e incluso por intimidar a otros ciudadanos.


“Por este tipo de comportamientos, las personas podrían ser sancionadas con una multa de $936.000 mil pesos, más la incautación y la destrucción del elemento. Por eso se le pide a todos los ciudadanos que sean responsables, porque nuestro deber consiste en mantener las condiciones de convivencia y seguridad ciudadana”, puntualizó el coronel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad