OFERTA ESPECIAL

RECOMENDAMOS

Post Top Ad



En la calle 41 con circunvalar de la ciudad de Montería se presentó un hecho de intolerancia. Un joven  que se dedica a limpiar vidrios en los semáforos de la ciudad de Montería, rompió las llantas de un  vehículo conducido por una mujer al negarse a recibir sus servicios.


 La mujer que no reveló su nombre por seguridad, viajaba con una hija y al estacionarse en el semáforo de la calle 41 fue víctima del ataque del desadaptado.


“Yo me detengo porque el semáforo está en rojo y de pronto se me vienen dos hombre que le tiran agua al vidrio delantero, yo prendo las plumillas y con la mano les digo que no, que no quiero que me limpien el vidrio y es cuando se me viene uno de ellos por la puerta del lado, me muestra un puñal y sale a cortar las llantas. En ese momento cambia el semáforo y yo acelero, pero llegando al Asilo tengo que detenerme porque las llantas  quedaron destruidas”.


La mujer le contó  que de inmediato llamó a la Policía y uno de los patrulleros que llegó al sitio le contó que era la segunda llamada que recibían con la misma historia.


Al cierre de la redacción de esta historia se conoció que la Policía Metropolitana había capturado a uno de los hombres que fue señalado por la misma mujer, y el otro se dio a la fuga. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad